En 1973, con la presencia en nuestra provincia de los primeros profesionales psicólogos, se nuclean con sentimiento de pertenencia profesional, constituyendo la primera Comisión del Colegio de Psicólogos de Catamarca. Para dar legalidad a su funcionamiento, se gestiona la personería jurídica, otorgada por Decreto G. 403/73.
Por Estatuto del Colegio, las comisiones: Directiva, Tribunal de Disciplina, y Junta Fiscalizadora, se renuevan cada dos años por medio de Asamblea Ordinaria.
Se trabajó durante varios años abriéndose camino en la comunidad e instituciones del medio haciendo conocer la tarea específica como educadores de la salud, y en el área educativa. Las primeras matrículas habilitantes para el ejercicio de la profesión eran otorgadas por la Dirección de Fiscalización Sanitaria, del Ministerio de Bienestar Social, quien ejercía el contralor del ejercicio profesional de los profesionales del área de la salud.
Se organizaron y dictaron cursos de actualización con instituciones de profesionales del medio como Círculo Médico, y Colegio de Odontólogos, generando espacios de intercambio profesional en ámbitos de la salud y educación. Se participa en las mesas de trabajo que organizan desde la Universidad Nacional de Catamarca, para, entre otros objetivos, determinar cuales serían las primeras carreras a implementarse en la misma conforme a las necesidades del medio.

Desde 1976 a 1983, durante la etapa del proceso militar, si bien continuaba funcionando, se priorizaba la actualización y capacitación permanente de los profesionales, quienes en su mayoría viajaban a las provincias de Tucumán y Córdoba

Con el advenimiento de la democracia, nuestro Colegio de Psicólogos se estructura definitivamente a partir de la sanción de la Ley N°4024, del 28 de Octubre de 1983, que asigna disposiciones esenciales respecto al funcionamiento, otorgándole el carácter de Persona Jurídica Pública no Estatal. Se confiere al Colegio de Psicólogos de Catamarca el control de la matrícula y ejercicio profesional en el ámbito provincial de todos los profesionales psicólogos que ejercen su actividad en la provincia. Con esta conquista tan esperada por todos los profesionales psicólogos, nuestro Colegio se encuentra entre los pioneros del país, junto con los Colegios de Psicólogos de Tucumán, Salta y San Luís.
Las comisiones que funcionan a partir de la promulgación de la Ley, trabajan en: la confección del logotipo de identificación del Colegio. los primeros contactos con obras sociales: Bancarios, Obra Social para la Actividad Docente, se concretan gestiones para que el Colegio de Psicólogos y sus asociados a través de Fe.P.R.A, sean incorporados al Registro de Prestadores del Instituto Nacional de Obras Sociales, y desde lo científico, se continúa organizando actividades y tareas programadas en el plan de salud mental. Se concreta el dictado de cursos de post grado por convenio suscripto con la Facultad de Ciencias de la Salud en 1987, durante la gestión como Decano del Dr. Ricardo Cesar Barrionuevo.
En 1988 se realiza un acto académico en el Aula Magna de la Universidad Nacional de Catamarca, en el que se hace entrega de los diplomas certificados correspondientes a los seminarios aprobados.
Se integra la Comisión de Asesoramiento para la creación de la carrera de Psicología con referentes del área de salud mental de Córdoba y Fe.P.RA.
Se participa en espacios de discusión con colegios profesionales del medio para debatir el proyecto de Ley de Carrera Sanitaria Profesional presentada en la Cámara de Diputados por el Dr. Salas. Es aprobado y sancionado con fuerza de ley, pero no ejecutado. En 1988 se conforma una comisión de lucha contra la drogadicción.
Los profesionales psicólogos integran paneles sobre interdisciplinarios respecto a diferentes temática, figurando entre ellos: Adopción, Adicciones, Proceso evolutivo en el Niño, Problemática de los Adolescentes, integrándose comisiones de asesoramiento interdisciplinario y con la comunidad, entre otros.
Se construye un proyecto para la creación de la Carrera de Especialización en Psicología Clínica, que es presentado ante Autoridades Académicas de la UNCa, sin resultados positivos, quedando sin efecto el funcionamiento de esta Comisión, por resolución de fecha 22 de Noviembre de 1989.
Se activan las gestiones para prestaciones psicológicas ante diferentes obras sociales, concretándose la firma de convenio con Obra Social para la Actividad Docente, Obra Social de los Empleados Públicos, e Instituto de Servicios Bancarios, Sucursal Catamarca.
En 1990 el Colegio procede a alquilar un local para el funcionamiento de su sede, suceso importante en la historia del Colegio por cuanto puede funcionar en un lugar estable lo que facilita la tarea de organización y funcionamiento. Se efectúa la adquisición de mobiliario para su equipamiento, continuando las diferentes comisiones que continúan en su accionar completándolo conforme al crecimiento y necesidades que se detectan. En esta gestión se activa la participación con respecto a la situación de profesionales de la salud cesanteados, logrando la reincorporación al medio laboral de una colega.
Aparece la necesidad de designar un psicólogo auditor para Obra Social de Empleados Públicos a efectos de la autorización de los pedidos efectuados. En 1991 se amplía el espectro de obras sociales con las cuales el Colegio efectúa convenios, como Obra Social de Empresarios, A.P.S., Policía Federal….
Se auspician encuentros de psicología forense, de obras de teatro con debate posterior, muestra fotográficas, las IV Jornadas Provinciales de Psicología: “De la Clínica: sus campos” que se realiza en Tucumán. Profesionales del Colegio organizan y participan permanentemente de cursos, jornadas y congresos de formación y capacitación en área institucional, forense, jornada sobre psicosis, jornada sobre psicología holística.
En 1993, se organiza la biblioteca, la cual se crea con el aporte de la donación de libros y revistas de los asociados.
Se resuelve legalizar la situación de la secretaria administrativa registrándola en el Libro Único refrendado por la Dirección Provincial de Trabajo.
A efectos de la difusión de actividades del Colegio se implementaron boletines, un micro radial bajo el nombre de “Colegio de Psicólogos informa”, emitido por una emisora local, y en otras circunstancias en forma de comunicados en periódicos del medio.
Participa activamente en actos de Gobierno Provincial, asunciones, inauguraciones, festejos de otros Colegios Profesionales, de instituciones, de hospitales, tratando siempre de responder con su presencia, como una manera de apoyar e insertarse en las problemáticas de la sociedad.
En 1995, se participó en el ámbito legislativo en reuniones de trabajo para avanzar en el Proyecto de Ley de Protección familiar para la provincia.
Dentro del marco del Plan Estratégico Consensuado, representantes del Colegio participaron de talleres de Diagnóstico sobre Salud y en las II Jornadas Internacionales para el Desarrollo. Se integra el Consejo OSEM del Plan Estratégico a través de la Federación de Entidades de Profesionales Universitarios de la Provincia. En este año la federación eleva un Proyecto de Ley apoyado por todos los Colegios Profesionales para resguardar el poder de policía en el control de la matrícula. Esta atribución fue vedada en otro proyecto emanado de la Asesoría General de Gobierno, más acorde con la política nacional.
Fe de PUCA logró que el Ministerio de Salud mantuviera la política de que las obras sociales respeten las contrataciones de servicios profesionales a través de los Colegios y no individualmente.
En las reuniones mantenidas con delegados de la Federación de Psicólogos de la República Argentina los temas tratados constituyen una preocupación de los psicólogos de todo el país: Especialidades Profesionales, Obras Sociales, Ejercicio Ilegal de la Profesión.
En 20 de Diciembre de 1995 se aprobó el Código de Ética, y se elaboraron Normas de Auditoria que se elevaron a consideración de las obras sociales.
Se procuró la creación de una comisión dedicada a la elaboración de un reglamento de especialidades y a la organización de curso de postgrado sin resultados satisfactorios.
A partir de 1995, la sede del Colegio alquila un local con más dependencias, conforme al crecimiento del mismo, en Mota Botello 323.
En 1996, se firma convenio con la aseguradora de riesgos ASOCIART para cobertura de la secretaria administrativa.
Se reactiva la publicación del boletín informativo oficial impulsado por el Consejo Directivo.
En 2001, se efectúan gestiones ante Autoridades de Sanidad Municipal para incluir el examen psicológico entre los requisitos para otorgar el carné de conductor, conforme a la Ley Nacional vigente.
En 2004, se concreta la adquisición de una vivienda propia para el desarrollo de actividades de diferente índole por parte de los colegiados diferenciándose entre los espacios: administración, biblioteca, sala de reuniones, sala para conferencias, disertaciones, espacio abierto para actividades de esparcimiento de los socios y sus familias.
En 2005 en circunstancias de un sismo que afectó nuestra provincia, los colegiados prestaron amplia colaboración, se dieron charlas, conferencias, reuniones con Profesionales del Instituto Sismográfico de San Juan, se plasmaron en artículos experiencias de profesionales, y se recabó información de actuaciones en otras provincias ante una problemática similar.
En la Asamblea del 2006, se dan pautas que organizarán el acto eleccionario de nuevas autoridades, escrutinio, y artículos de la Ley de Colegiación.
Cuenta a la fecha con 180 matriculados, algunos fallecidos, otros, con matriculas dadas de baja por radicación en otras provincias, integrándose el padrón con profesionales provenientes de diferentes provincias argentinas. Participa activamente de la Fe.P.RA, integrando actualmente la Región NOA. Se organizaron reuniones de intercambio científico de investigaciones, tareas, en las que se favoreció el intercambio con los profesionales de nuestro medio quienes en su mayoría expusieron con rigor científico sus actividades.
En apretada síntesis se intenta relatar como su historia se construye por diferentes generaciones de profesionales integrantes de las comisiones de conducción del mismo, y parafraseando estrofas de Antonio Machado, nos atrevemos a compartirlas
” Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar…
Caminante, son tus huellas el camino y nada más;
caminante, no hay camino, se hace camino al andar.
Al andar se hace camino y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino sino estelas en la mar…”